Atlas de nubes

 

Observación e identificación de las nubes desde la Superficie Terrestre

Una de las actividades que puede hacer cualquier ser humano en un día cualquiera es observar la atmósfera y recrearse en las maravillas que la adornan. Uno de los elementos que se pueden analizar a simple vista, sin instrumentos y desde el suelo, son las nubes. Esta tarea tan simple, e importante, se viene haciendo desde tiempos ancestrales para diversos fines.


Una nube es la materialización física y visual del vapor de agua atmosférico que,al cambiar de fase (líquida o sólida) y agruparse, forma estructuras que cubren total o parcialmente el cielo. La interacción de la luz solar con las gotitas y cristalitos de hielo hace que las nubes aparezcan, preferentemente, blancas, otras veces son grisáceas e, incluso, negras ante la vista. Los rayos del sol al amanecer y atardecer adornan a las nubes de variados colores característicos. Una nube se puede definir como "una porción de aire enturbiada por el vapor de agua condensado en forma de gotitas líquidas, pequeñas, numerosas, en cristalitos de hielo o en esferitas congeladas o por mezcla de ambos elementos". Esta definición ha sido extraída del "Manual del Observador de Meteorología" del Instituto Nacional de Meteorología, INM.


Vemos que una nube es una aglomeración fundamentalmente formada por gotitas de agua o hielo, o ambas juntas, que se hacen visibles de forma notoria y están suspendidas en el aire. De esta definición tenemos que no son nubes las estructuras formadas por las irrupciones de polvo, arena, material arrojado por volcanes o cualquier otro tipo de materia en suspensión.


Otras definiciones de nube son algo más amplias y generales."conjunto variable de partículas minúsculas de agua líquida o de hielo, o de ambas cosas a la vez, en suspensión en la atmósfera. Este conjunto puede contener partículas de agua líquida, de hielo o ambas a la vez de mayores dimensiones y partículas procedentes de, por ejemplo, vapores industriales, de humo o de polvo".

 

La última definición, que ha sido tomada del "Vocabulario de términos meteorológicos y ciencias afines", incluye la posibilidad de que la nube esté formada por pequeñísimas partículas sólidas y liquidas, por otras mayores de su mismo género y proclives a producir precipitación, y otras partículas generadas por actividades humanas o naturales. Este hecho es lo más frecuente, aunque la mayor parte de la población de partículas debe estar formada por elementos minúsculos de agua líquida, hielo o cristalitos de hielo. Las estructuras formadas mayoritariamente por partículas de polvo, hollín, polen, material volcánico, humos, etc. se denominan también como nubes en una acepción más general.


La nube como un eslabón del ciclo del agua

 

Las nubes son un eslabón del ciclo natural del agua en la tierra, que es generado y movido por el ingente calor del sol, nuestra máquina del tiempo atmosférico.Todo empieza cuando el agua de los mares, océanos, lagos, ríos, etc., y de la vegetación se evapora y se incorpora a la atmósfera,  El agua pasa al aire,principalmente, en forma de vapor. El vapor de agua es uno de los componentes del aire que, aún estando en pequeñas proporciones y limitado en las capas bajas de la atmósfera (troposfera), juega un papel importantísimo en ella y mantiene la vida en la tierra.

STRATUS

 

            - PROCEDENCIA:
            Estas nubes, que se presentan generalmente en bancos, resultan de un descenso de la temperatura en las capas más bajas de la atmósfera.
            La especie "fractus", en fragmentos o en jirones, constituye, corrientemente, un estado transitorio de corta duración en el curso de la formación o de la disgregación de capas continuas de stratus. Pueden aparecer igualmente stratus desgarrados en forma de nubes anejas "pannus" por efecto de la turbulencia que se manifiesta en el seno de las capas de aire humedecidas por las precipitaciones que caen de un altostratus, de un nimbostratus, de un cumulonimbus o de cúmulus.
            El stratus puede formarse a partir de los stratocúmulus. Es lo que sucede cuando la superficie inferior de estos últimos desciende, o también cuando pierde su relieve o sus subdivisiones aparentes por cualquier otra razón que no sea el desencadenarse precipitaciones.
            Un proceso frecuente en la formación de estas nubes corresponde a la elevación progresiva de una capa de niebla provocada por el recalentamiento de la superficie terrestre o por el aumento de velocidad del viento.
            - NO CONFUNDIR CON:
                        a) Altostratus: El stratus se distingue del altostratus por la circunstancia de que no difu­mina el contorno del Sol.
                        b) Nimbostratus: Los siguientes criterios nos podrán ayudar a distinguir entre estos dos géneros de nubes:
- De un modo general, el stratus tiene una base claramente definida y más uniforme que el nimbostratus; además, de tener unaspecto “menos húmedo”.
- Una capa de stratus relativamente delgada deja ver claramente el con­torno del Sol de la Luna , al menos a través de sus partes más delgadas; mientras que el nimbostratus, en todas sus zonas, los ocultaría completamente.
- Cuando la nube observada viene acompañada de precipitaciones, es relativamente fácil distinguir entre ellas; basta recordar que el stratus no puede originar más que débiles caídas de llovizna, de prismas de hielo o de cinarra, mientras que el nimbostratus va acompañado casi siem­pre de lluvia, de nieve o de hielo granulado. No obstante se presenta una dificultad cuando las precipitaciones que proceden de una nube situada a un nivel más elevado atraviesan la capa de stratus; en este caso, una capa oscura y uniforme de stratus se parece mucho a un nimbostratus y se puede confundir fácilmente.
- El stratus se presenta con viento débil o calma, más bien que con viento fuerte, mientras que el nimbostratus va unido generalmente a vientos modera­dos o fuertes. Este criterio debe utilizarse sólo como ayuda en la distinción.
            - Mientras que la nube baja puede presentarse sin la presencia de otros géneros de nubes de distinta altura, el nim­bostratus sigue siempre a otras nubes que pertenecen, por lo general, al piso medio.
                        c) Stratocúmulus: La diferenciación se hace porque no existe ningún indicio que revele la presencia de elementos soldados o no.
                        d) Cúmulos: La especie “fractus” de ambos géneros de nubes se distingue en que en el caso de los stratus son menos blancos, menos densos y tienen una dimensión vertical menos desarrollada. 
 

 

CUMULONIMBUS

 

            - PROCEDENCIA:
Los cumulonimbus se desarrollan normalmente a partir de grandes cúmulus, fuertemente desarrollados por, un proceso de evolución con­tinuo. Las condiciones de aparición de estas nubes son, en consecuencia, análogas a las que favorecen el desarrollo de los cúmulus.
Algunas veces pueden desarrollarse a partir de altocúmulus o de stratocúmulus, cuyas zonas superiores presentan protuberancias en forma de torre, especie “castellanus”; en el primero de estos casos, la base de los cumulonimbus es excepcionalmente elevada.
Incluso pueden también resultar de la transformación y del desarrollo de una parte de un altostratus o de un nimbostratus.
            - NO CONFUNDIR CON:
                        a) Altostratus: Si un cumulonimbus cubre una gran parte del cielo, fácilmente podrá tomarse por un altostratus, principalmente si la identificación de la nube se basa solamente en el aspecto de su superficie inferior. En este caso, el carácter de las precipitaciones nos puede ayudar en la distinción entre estas nubes. Si las precipitaciones son de tipo de chubasco o si van acompañadas de relámpagos, truenos o granizo, convencionalmente la nube es un cumulonimbus.
                        b) Cúmulos: La confusión puede suceder con la especie “congestus”, cúmulos de gran desarrollo vertical. En este caso la nube se debe llamar cumulonimbus desde el momento en que una porción, por lo menos, de su región superior, pierde la nitidez de sus contornos, o presenta una textura fibrosa o estriada. Cuando no es posible basarse en los criterios anteriores para determinar si una nube es un cumu­lonimbus o un cúmulus, esta nube, por general acuerdo, se llamará cumulo­nimbus si viene acompañada de relámpagos, de truenos o de granizo. 

 

 

CIRROCÚMULUS

 

-         PROCEDENCIA:
            Principalmente pueden formarse sin provenir de ninguna otra nube y también pueden resultar de la transformación de cirrus o de cirrostratus, o por disminuir el tamaño de los elementos constitutivos de un altocúmulus.
            Mientras que los pertenecientes a las especies "castellanus" y "lenticularis" proceden habitual­ mente del ascenso orográfico localizado de una capa de aire húmedo.
-         NO CONFUNDIR CON:
                        a) Cirrus: Las especies "flocus" o "castellanus" de ambos géneros de nubes pueden resultar muy parecidas. El criterio que permite distinguir entre estas ellas se basa en el hecho de que los copos o las torrecitas de cirrocúmulus, tienen un diámetro aparente inferior a un grado cuando se observan bajo un ángulo que sobrepasa los treinta grados sobre el horizonte; al contrario de lo que ocurre con los cirrus, como vimos en el apartado correspondiente a estas nubes.
                        b) Cirrostratus: Un manto de cirrocúmulus se distingue de otro de cirrostratus por el hecho de estar ondulado o subdividido en fragmentos muy pequeños.
                        c) Altocúmulus: Se distinguen por la circunstancia de que la mayoría de los elementos que forman el cirrocúmulus son muy pequeños  y que no presentan sombras propias. 

 

 

CIRROSTRATUS

 

            - PROCEDENCIA:
            Su formación se debe al lento remontar, hasta niveles suficientemente elevados, de capas de aire de gran extensión hori­zontal.
       También puede resultar de la fusión de cirrus o de los elementos de cirrocúmulus; también puede formarse por la caída de cristales de hielo que se desprenden de cirrocúmulus. El cirrostratus puede proceder del adelgazamiento de un altostratus o de la estratificación del yunque de un cumulonimbus

CÚMULUS

 

            - PROCEDENCIA:

Estas nubes se originan como efecto de 1as corrientes convecti­vas que se manifiestan en las capas bajas de la atmósfera. Esta situación puede resultar de diversos procesos de 1os cuales los más corrientes son:

a) Recalentamiento de la superficie terrestre por la radiación solar y,

b) Recalentamiento continuo de las capas bajas de una masa de aire frío a consecuencia de su paso sobre una superficie relativamente caliente.

Los cúmulus pueden provenir de altocúmulus o de stratocúmulus. Igual­mente pueden resultar de la evolución de stratus, este caso se produce frecuentemente sobre el continente por la mañana.

Los cúmulus desgarrados, “fractus”, del mal tiempo aparecen por debajo del altostra­tus, del nimbostratus o de los cumulonimbus, así como por debajo de los cúmulus muy desarrollados y que producen precipitaciones.»

            - NO CONFUNDIR CON:

                        a) Altocúmulus: Los cúmulus de pequeñas dimensiones pueden ser tan numerosos y estar tan próximos que. se parezcan a una capa de altocúmulus, sobre todo en la proximidad del horizonte. Las nubes deben considerarse como cúmulus si sus cimas conserven su aspecto de cúpulas y que sus bases no estén soldadas.

                        b) Altostratus y nimbostratus: Cuando un cúmulus muy grueso, “congestus”, se encuentra exactamente sobre el ob­servador, dando lugar a precipitaciones, puede confundirse con esos dos géneros de nubes medias. El carácter de las precipitaciones puede entonces ayudarnos para hacer la distinción, si las precipitaciones son del tipo chubasco, la nube será un cúmulus.

                        c) Stratocúmulus: Es la misma consideración que en el caso de los altocúmulus.

                        d) Stratus: La especie “fractus” de ambos géneros de nubes se distinguen por su dimensión vertical, generalmente más importante en el caso de los cúmulus, y por su aspecto habitual­mente más blanco y menos transparente. Por otra parte, los cúmulus desgarrados, al contrario de lo que pasa en los stratus desgarrados, presentan a veces cimas redondeadas o en forma de cúpulas.

                        e) Cumulonimbus: Dado que estas nubes proceden generalmente del desarrollo y evolu­ción de cúmulus, es difícil a veces distinguir entre cúmulos congestus con gran dimen­sión vertical y ciertos cumulonimbus. Será un cúmulus en tanto que las regiones superiores protuberosas de las nubes tengan aún por todas partes contornos netos y que no aparezca ninguna textura fibro­sa ni estriada. Si basándose en otros criterios no es posible elegir entre las denominaciones cúmulus y cumulonimbus, la nube, por general acuerdo, debe llamarse cúmulus si no va acompañada de relámpagos, de truenos o de granizo. 


ALTOCÚMULUS

 

            - PROCEDENCIA:
            Estas nubes se forman a menudo bordeando una capa extensa de aire ascendente o también como consecuencia de turbulencia o de convecciones el piso medio.
            También pueden proceder del crecimiento de las dimen­siones o del espesor de algunos elementos, por lo menos, de un manto o de una capa de cirrocúmulus, o también de la subdivisión de una capa de strato­cúmulus. Pueden igualmente proceder de la transformación de un altostratus o de un nimbostratus.
            Los altocúmulus pueden también ser el resultado de la estratificación de cúmulus o de cumulonimbus.
            Las especies "castellanus" y "lenticularis" provienen habitual­mente de la elevación orográfica localizada de una capa de aire húmeda.
-         NO CONFUNDIR CON:
                        a) Cirrocúmulus: En estos casos nos fijaremos es si las nubes presentan sombras propias, en tal caso se tratará de altocúmulus, aunque sus elementos tengan un diámetro aparente inferior a un grado. Si no presentan sombras propias, serán altocúmulus si la mayoría de sus elementos, dispuestos con regularidad, tienen un diámetro aparente compren­dido entre uno y cinco grados, cuando se observa con un ángulo que sobrepase los treinta grados sobre el horizonte.         Otra forma de distinción, es la formación, por parte de los altocúmulus  de una corona o irisaciones.
                        b) Altostratus: La distinción se realizará, en favor del altocúmulus, en cuanto se observe la presencia de losetas, guijarros, rodillas, etc.
                        c) Stratocúmulus: En este caso diremos que se trata de altocúmulus cuando la mayor parte de sus elementos, distribuidos con regularidad, tienen un diámetro aparente comprendida entre uno y cinco grados, al ser obser­vados bajo un ángulo superior a 30 grados sobre el horizonte. 

 


ALTOSTRATUS

 

            - PROCEDENCIA:
            Este género de nubes se produce  la mayoría de las veces por la lenta ascensión de capas de aire de gran extensión horizontal.
            El altostratus puede proceder igualmente del aumento de espesor de un velo de cirrostratus o por el adelgazamiento de una capa de nimbostratus.
            Incluso puede proceder de una capa de altocúmulus con virga de cristales de hielo.
            - NO CONFUNDIR CON:
                        a) Cirrus: Si un manto o capa de altostratus se disgrega en bancos, es posible confundirlos con cirrus de la especie "spisatus". Sin embargo, los bancos de altostratus tienen una extensión horizontal mayor, y su tonalidad dominante es el gris.
                        b) Cirrostratus: En caso de duda, es posible a veces identificar las nubes recordando que el altostratus suprime las sombras que los objetos arrojan sobre el suelo y que deja ver el Sol como a través de un vidrio deslustrado. Y si se obser­van fenómenos de halo, entonces se tratará de un cirrostratus.
                        c) Altocúmulus: A veces el altostratus puede presentar brechas en su manto, lo que nos provoque la duda entre ambas nubes. En estos casos el altostratus lo identificaremos por su aspecto más uniforme. (Esta misma diferenciación nos sirve para el caso de los stratocúmulus).
                        d) Nimbostratus: Si el altostratus es bajo y espeso tendrá un aspecto muy parecido al del nimbostratus. La diferencia se producirá al fijarnos en si podemos ver el Sol, aunque sea vagamente, por lo que nos encontraremos ante un altostratus; además de que su color es de un gris más claro. En noches sin luna, cuando hay duda en la identificación de la nube, por convenio, se llama altostratus sino cae lluvia ni nieve. 

STRATOCÚMULUS

 

            - PROCEDENCIA:
            Muchas veces se forman si tener una procedencia de otra nube.
            Otras veces lo harán a partir de altocúmu­lus, a consecuencia del crecimiento de algunos elementos.
            Los stratocúmulus pueden resultar de la elevación de una capa de stratus o de la transformación convectiva u ondulatoria de un stratus, con o sin cambio de altitud.
            Estas nubes se forman frecuentemente como resultado de la estratifi­cación de las partes altas o medias de cúmulus o de cumulonimbus. O incluso por decadencia de los cúmulus al final de tarde o al anochecer.
            - NO CONFUNDIR CON:
                        a) Cirrostratus: Los stratocúmulus en tiempo extremadamente frío pueden dar lugar a abun­dantes virgas de cristales de hielo, acompañadas a veces de un halo; en este caso, no obstante, estas nubes se distinguen de un cirrostratus por la circuns­tancia de que es posible aún observar en él algún indicio de la presencia de guijarros, rodillos, etc. Además, la opacidad de los stratocúmulus es mayor que la de los cirrostratus.
                        b) Altocúmulus: La diferenciación se hará por el diámetro de los elementos dispuestos con regularidad, si es superior a cinco grados cuando son observados con un ángulo que sobrepase a 30 grados por encima del horizonte, las nubes serán stratocúmulus.
                        c) Altostratus: La diferenciación en este caso, como con los cirrostratus, se hará por la presencia de elementos, soldados o no. Por otra parte, al contrario de lo que ocurre con el altostratus, que tiene a menudo aspecto fibroso, los stratocúmulusnunca son fibrosos, excepto a temperaturas extremadamente bajas.
                        d) Nimbostratus: Estamos igual que en el caso anterior.
                        e) Cúmulus: La distinción más importante de estas nubes es porque los stratocúmulus tienen los elementos habitualmente agrupados o se presentan con apariencia de bancos y que, en general, sus cimas son aplastadas; en el caso en que las cimas de los stratocúmulus tengan la forma de cúpulas, estas últimas, al contrario de lo que ocurre con los cúmulus, descansan en una base común. 

 


NIMBOSTRATUS

 

            - PROCEDENCIA:
            El nimbostratus se produce a menudo por el lento ascenso de capas de aire de gran extensión horizontal hasta alturas suficientemente elevadas como para provocar la formación de la nube.
            También pueden proceder del engrosamiento de un altos­tratus; puede también resultar, aunque raras veces, del aumento de espesor de una capa de stratocúmulus o de altocúmulus.
            - NO CONFUNDIR CON:
                        a) Altostratus: Un nimbostratus delgado puede confundirse con un altostratus grueso. El nimbostratus tiene generalmente un colorido gris más oscuro que el del altos­tratus. Por definición, un nimbostratus es en su totalidad suficientemente opaco para ocultar del todo el Sol o la Luna , mientras que en el caso del altostratus hay zonas en las que esto no ocurre. Cuando en noche oscura existen dudas sobre la identificación de la nube, se llamará a ésta nimbostratus si llega al suelo lluvia o nieve.
                        b) Altocúmulus: La diferenciación en este caso es debida a la ausencia de elementos claramente delimitados o por la circuns­tancia de que no presenta base clara.
                        c) Stratocúmulus: Es lo mismo que en el caso anterior.
                        d) Stratus: La diferencia será en que el nimbostratus es una nube densa, que produce lluvia, nieve o hielo granulado, mientras que un stratus no puede producir más que precipitaciones en forma de llovizna, de cristales de hielo o de cinarra.
                        e) Cumulonimbus: Si nos encontramos debajo de la nube y tenemos dudas, éstas se resolverán si va acompañada de relámpagos, de truenos o de granizo, que por acuerdo se llamará a esta nube cumulonimbus. 

 

 

CIRRUS

 

-         PROCEDENCIA:
            Estas nubes o bien se forman muy a menudo sin provenir de otras nubes, como en el caso de cirrus en forma de copos, o bien proceden de la evolución de virga de cirro­cúmulus o de altocúmulus o de la zona superior de un cumulonimbus.
-         NO CONFUNDIR CON:
                        a) Cirrocúmulus:  Los cirrus en copos redondeados, especies "uncinus" y "floccus", o en forma de torrecillas o de almenas, especie "castellanus", muy pequeñas que se asienten sobre una base común, pueden confundirse con cirrocúmulus que presenten un aspecto análogo. El criterio que permite distinguir entre estas nubes estriba en el hecho de que las formaciones de los cirrus tienen una anchura aparente superior a un gradocuando se observan bajo un ángulo que sobrepasa los treinta grados sobre el horizonte, mientras que en el caso de los cirrocúmulus no tienen ese tamaño.
                        b) Cirrostratus: Se distinguen de esta nube por su estructura discontinua, principalmente, o, si se presentan en bancos o en bandas, por su escasa extensión horizontal o la poca anchura de sus partes continuas. A veces es difícil, a consecuencia de los efectos de perspectiva, establecer la diferencia entre cirrus situados en la proximidad del horizonte y un cirrostratus.
                        c) Altocúmulus: Se pueden confundir con ellas los cirrus en forma de copos redondeados, o en forma de torrecillas redondeadas o de almenas pequeñas asentadas sobre una base común, es decir, los cirrus de las especies uncinus, flocus y castellanus. En este caso nos fijaremos en que el cirrus tiene una textura más fibrosa o más sedosa que la de los altocúmulus.
                        d) Altostratus: La semejanza se producirá con los cirrus "spisatus" y en bancos y lograremos diferenciarlos por su extensión horizontal menor y su mayor blancura. 

Héctor Gutierrez Ruiz 1276 oficina 102